Ciudad, dximagazine, stories
Leave a comment

LA TETERA, ESPAI PER A DONES

Hace tres años, tres mujeres de rompe y rasga normas y hetereopatriarcados decimonónicos, decidieron poner en marcha un nuevo proyecto de exploración espacial con el que demostrar a la comunidad científica, la existencia de otras formas de vida más allá de los consabidos límites del universo masculino. Formadas en grupos feministas de autoconciencia, estas tres militantes aventureras supieron transformar su sororidad en la energía matriz necesaria para conseguir abrir un nuevo portal a esa dimensión no mixta, tan desconocida como atractiva. Cada vez son más las mujeres que transitan a través de él y se mueven con total libertad, transformando voluntariamente y en asamblea, lo personal en político. La nave de la revolución cultural feminista ha aterrizado en pleno centro de Valencia pero promete no quedarse quieta. Les saludan Haridian, Sonja y PiliXip, tres de las tripulantes de este artilugio volador llamado Tetera.

¿Qué es lo primero que se ofrece al pasaje? ¿Prensa? ¿El País? ¿El Mundo? ¿Té? ¿Café? ¿Productos libres de impuestos?

SONJA: No tenemos línea editorial, pero hay colores que no nos gustan…¡ni nosotras les gustamos a ellos! La Tetera es un espacio feminista autogestionado donde caben todas las sensibilidades feministas siempre que exista respeto e inclusión. Al pasaje se le ofrece, más que un producto, una posibilidad de ser y de hacer desde lo colectivo y desde la sororidad. Somos y hacemos cultura, diversión, reflexión, crecimiento… Ah, y nos reservamos, como cualquier espacio, el derecho de admisión; no son bienvenidas actitudes o expresiones racistas, homófobas, tránsfobas…malas compañeras de viaje.

EN_SONIA_02

Sonia Pina “Sonja” Foto: © Pablo Ruiz

PAB_TETERA_16

Campeonato de Feminismos Reunidos © La Tetera

EN_PILIXIP_01

Pilixip Foto: © Pablo Ruiz

PILIXIP: Lo primero que se ofrece al pasaje es un vuelo no mixto y esto es importante porque nos transforma y da posibilidades de expresión. Vemos ejemplos cada día. Encontramos mujeres que habitualmente son retraídas y que en La Tetera se sueltan y empiezan a darse permiso para opinar, proponer, contar… Yo lo he vivido en primera persona, he pasado de ser una persona tímida a la hora de expresar opiniones en público a hacerlo de forma natural porque en el espacio no mixto me siento segura, cuidada, escuchada y me puedo permitir el lujo de ser yo misma, sea cual sea mi diversidad o incluso mi evolución y mis incoherencias. Eso luego me ha hecho fuerte para poder ser así también en tierra.

HARIDIAN: Para mí el sentido de abrir La Tetera fue tener un lugar íntimo, un espacio de seguridad más que un sitio desde el que hacer activismo. O sea, que en este caso valoro más lo que se hace de puertas para dentro que de puertas hacia afuera; La Tetera como red afectiva y como red de apoyo. De hecho, pienso que el feminismo no es un activismo cualquiera; deconstruye los cimientos de tu identidad y te tambalea. Se necesitan espacios de seguridad como éste y actividades como las que hacemos aquí: desde autodefensa feminista hasta cursos sobre islamofobia de género, crítica del amor romántico y las formas de relacionarnos, sexualidad, dichoso sistema sexo-género, etc.

EN_HARIDIAN_01

Haridian Foto: © Pablo Ruiz

¿Es un vuelo directo o con escalas? ¿Se hace muy pesado el viaje?

HARIDIAN: Este no es un viaje bonito. La toma de conciencia feminista es algo bastante desagradable; te das cuenta de que el mundo está mal hecho y que tú has salido perdiendo. Te sientes muy desconcertada, la opresión no es algo lejano, no la ejercen los marcianos sino personas a las que quieres: tu padre, tu hermano… Sientes dolor y rabia, y para atravesar esta experiencia hay que juntarse con otras que sienten lo mismo. Ahora parece que nos hemos puesto de moda, que surfeamos la cuarta ola del feminismo, pero hasta el 8 de marzo de este mismo año, la historia del feminismo ha sido la historia de un movimiento contracorriente; las feministas hemos sido las locas, las brujas, las histéricas, las feminazis… En este sentido, éste es un lugar de terapia, un lugar estratégico para la lucha.

PAB_TETERA_02

Curso de Islamofobia de género con Brigitte Vasallo © La Tetera

PAB_TETERA_01

Taller Occupy love, con Brigitte Vasallo © La Tetera

¿Qué pondríais en los monitores si el paisaje se vuelve aburrido? ¿Sin tetas no hay paraíso o Con faldas y a lo loco?

SONJA: El paisaje a veces y por desgracia aburre mucho…esto no es el paraíso pero sí una cápsula donde ensayar otras formas de viajar por el mundo. Somos asamblearias, pacíficas, diversas y amantes de lo diverso. Así que elegiría el pasaje, está claro. PILIXIP: Desde luego yo votaría por Sin tetas no hay paraíso, por lo menos el título me parece perfecto.

SONJA: Pero tendrían que ser tetas como las de nuestro logo, tan poco normativas y tan orgullosas. La teta es un símbolo acogedor que también puede ser subversivo o incluso problematizado. No hay que olvidar que en La Tetera no solo viajamos mujeres cis-género, también lo hacen mujeres y hombres trans, cuerpos diversos que plantan cara a esa normalidad canónica que nos presiona. PILIXIP: En ese caso, Con faldas y a lo loco también podría estar bien, por la parte lúdica, que intentamos cultivar en La Tetera y por el cuestionamiento de los roles de género, que es algo que siempre está en la base del trabajo que realizamos.

PAB_TETERA_03

En la puerta con Brigitte Vasallo © La Tetera

PAB_TETERA_04

Bye Bye feminity, de Mage Arnal © La Tetera

¿Con tanto viaje por el espacio, habéis convertido esta nave en una segunda Casa?

SONJA: Nos reivindicamos como “espacio”, pero eso no quita que nos visibilicemos también fuera de él en manifestaciones, stands o colaborando en campañas…intentamos también colaborar y estamos en contacto con otros grupos de mujeres de nuestro entorno, como la Casa de la Dona, Dones i Prou, Las Lilas, las mujeres de Lambda, Revoltoses…y a nivel de barrio estar integradas en la red de colectivos de Ciutat Vella.

HARIDIAN: La diferencia con otros colectivos es que este no es un espacio de súper-afinidad ideológica. Es un espacio de confluencia, en el que pueden darse alianzas en las grandes bases pero quizá no en temas concretos (un ejemplo sería el debate abierto sobre el trabajo sexual) y quizá es porque sabemos que lo importante son los procesos y que lo que piensas en un momento va a cambiar al enriquecerse con otras ideas.

PAB_TETERA_05

Cabaret Battonz © La Tetera

PAB_TETERA_06

Concierto clásico © La Tetera

PAB_TETERA_09

Pili pinta. La Tetera va tomando forma @ La Tetera

¿Dónde pueden comprarse los billetes?

SONJA: Hay muchas maneras de viajar con nosotras: haciéndose socia o “teta”, viniendo a las actividades y talleres o simplemente siguiéndonos en nuestro grupo de FB (no mixto y secreto, que también en lo virtual somos un espacio de seguridad).

¿Cuál es el límite de equipaje?

SONJA: Aquí se acerca gente con una trayectoria previa de décadas en el feminismo y gente que nunca ha tenido contacto con él o empieza a adquirir conciencia. Este espacio ayuda a compartir dudas, a resolver conflictos, a caminar acompañadas. Como casi todos los colectivos, pecamos a veces de exceso de homogeneidad; nos acabamos juntando siempre personas con características muy parecidas en cuanto a procedencias, vivencias, edad…el deseo de diversidad y pluralidad está ahí y esperamos que poco a poco vaya dando frutos.

PILIXIP: En La Tetera nos damos ese espacio para compartir el viaje y cuestionarnos cada una de las piedrecitas que el patriarcado nos ha ido cargando en la mochila y que nos están haciendo pesado el viaje. SONJA: En cuanto al límite de equipaje… como dice Pili, aquí solemos venir con las mochilas bien cargaditas y vamos soltando lastre. No hay límites.  Esto está relacionado con algo que para mí es muy importante: más que pensar en el empoderamiento entendido como la toma de poder (algo que me gusta bien poco), prefiero la imagen de volar todo lo alto que una quiera.

¿Despegamos?

HARIDIAN: Tío…ya estamos volando.

PAB_TETERA_11

En el día del Orgullo LGTBI, con Revoltoses © La Tetera

PAB_TETERA_13

Paellas visibles y orgullosas © La Tetera

PAB_TETERA_14

La Tetera a la fresca © La Tetera

PAB_TETERA_15

Selfie tetero © La Tetera

PAB_TETERA_17

Teteras © La Tetera

Deja un comentario