Arquitectura, Esencial
Leave a comment

NEUE NATIONALGALERIE / UN ICONO RECUPERADO

La Neue Nationalgalerie, vuelve a la vida tras una profunda restauración que se inició en 2015. Inaugurado en 1968 y diseñado por Ludwig Mies van der Rohe. La ciudad de Berlín recupera un icono de la arquitectura moderna de postguerra. La entrega del edificio tuvo lugar el 29 de abril, y su reapertura al público está prevista para el 21 de agosto de 2021. 

Toda su estructura, la cubierta y sus fachadas han recuperado su color antracita; la sala principal es realmente transparente, gracias a la renovación de todos los vidrios; se ha limpiado el revestimiento de granito sobre el que reposa el edificio, y todos los elementos del mobiliario y sus superficies interiores vuelven a brillan con su laca original del roble marrón, seleccionado por Mies. Las obras han incorporado un nuevo sistemas contra incendios y sobre todo se ha adaptado a los requisitos de un museo moderno con respecto a temas como aire acondicionado, seguridad, iluminación, funciones de almacenamiento y servicios para visitantes.

neue-nationalgalerie-vuelta-a-lavida-10

Neue Nationalgalerie tras su renovación © BBR / Thomas Bruns

neue-nationalgalerie-vuelta-a-lavida-13

Neue Nationalgalerie tras su renovación © BBR / Thomas Bruns

La Nueva Galería Nacional después de la renovación © Simon Menges

Neue Nationalgalerie tras su renovación © Simon Menges

neue-nationalgalerie-vuelta-a-lavida-00

Neue Nationalgalerie: Staircase, 2005 © Nationalgalerie, Staatliche Museen zu Berlin / Christian Gahl

ESPACIO UNIVERSAL

En 1962, a la edad de 76 años , Ludwig Mies van der Rohe recibió el encargo de construir la Neue Nationalgalerie de Berlín. Recurrió a un diseño propio realizado en 1957 para el edificio administrativo inacabado del fabricante de ron Bacardi en Santiago de Cuba y a su propio diseño para el Museo Georg Schäfer en Schweinfurt, que también se desarrolló entre 1960 y 1963 y que tampoco se completó con éxito. Ambos diseños se basan en lograr con las dimensiones más reducidas un techo apoyado en ocho soportes con el objetivo de dejar todo su interior libre de columnas. Mies pidió ayuda a su amigo Frei Otto, para la definir la estructura de la pesada cubierta de 1.260 toneladas. Otto reemplazó los cuatro pilares de soporte centrales originalmente planeados con dos pilares a cada lado. La construcción de la Neue Nationalgalerie comenzó el 23 de septiembre de 1965, tres años después del encargo, con la colocación de la primera piedra y se completó después de casi tres años de construcción en 1968, un año antes de su muerte.

neue-nationalgalerie-vuelta-a-lavida-17

Boceto para la nueva sede de la Compañía de Ron Bacardi en Santiago de Cuba. En 1957, Mies van der Rohe proyectó la nueva sede de las oficinas para la Compañía de Ron Bacardi en Santiago de Cuba a pedido del presidente de la empresa, quién había sido impresionado en un encuentro anterior con el arquitecto en Chicago. El señor José M. Bosch, dueño de la empresa, le escribió a Mies una carta diciendo: “Mi oficina ideal es aquella en la que no hay tabiques, donde todos, tanto jefes como empleados, se ven unos a otros”. Por esto, más el conocimiento del impacto que el Crown Hall de Chicago le había generado a Bosch, el arquitecto generó en Cuba una obra inspirada en ese modelo. Sin embargo, con la revolución de 1959 la obra no se llevó a cabo y la sede continuó funcionando en la torre art decó de 1930, diseñada por los arquitectos Esteban Rodríguez Castells, Rafael Fernández Ruenes y José Menéndez.

neue-nationalgalerie-vuelta-a-lavida-18

Proyecto no realizado de la nueva sede de la Compañía de Ron Bacardi en Santiago de Cuba. Mies van der Rohe.


Neue Nationalgalerie tras su renovación © BBR / Thomas Bruns

Neue Nationalgalerie tras su renovación © BBR / Thomas Bruns

neue-nationalgalerie-vuelta-a-lavida-06

Neue Nationalgalerie tras su renovación © Simon Menges

neue-nationalgalerie-vuelta-a-lavida-07

Neue Nationalgalerie tras su renovación © Simon Menges

Con la Neue Nationalgalerie, Mies plantea su propuesta del espacio universal. El pabellón cuadrado de acero / vidrio se instaló sobre unos cimientos en una terraza de granito de 105 × 110 metros, que compensa la ligera pendiente en la orilla del Canal Landwehr. La cubierta cuadrada que domina el edificio tiene 64,8 metros de largo; las paredes de vidrio circundantes están retrasadas 7,2 metros en todos los lados y forman así el salón principal. Durante la construcción, el techo se levantó desde su base gracias a 24 gatos sincronizados sobre ocho soportes de acero. En nueve horas toda la cubierta estuvo en su sitio definitivo. La planta de acceso forma el gran salón principal sin columnas, que ahora permite cualquier tipo de exhibición y está estructurado de forma axialmente simétrica, cuenta con dos núcleos de suministro independientes para (calefacción / ventilación / drenaje de aguas pluviales), tambien cuenta con dos vestuarios inferiores y dos escaleras al sótano. Esta sala principal está destinada a las exposiciones temporales. Las salas del sótano están destinadas a la exposición permanente de la colección.

Con su clasicismo latente, la solución de Mies es una visualización moderna del antiguo templo del podio, que corresponde a la tradición constructiva de Berlín moldeada por Karl Friedrich Schinkel y su escuela ( Altes Museum , Alte Nationalgalerie).

La Neue Nationalgalerie del Kulturforum después de la renovación © BBR / Thomas Bruns

Neue Nationalgalerie tras su renovación © BBR / Thomas Bruns

neue-nationalgalerie-vuelta-a-lavida-15

Neue Nationalgalerie tras su renovación © BBR / Thomas Bruns

neue-nationalgalerie-vuelta-a-lavida-14

Neue Nationalgalerie tras su renovación © BBR / Thomas Bruns

Neue Nationalgalerie tras su renovación © BBR / Thomas Bruns

Neue Nationalgalerie tras su renovación © BBR / Thomas Bruns

neue-nationalgalerie-vuelta-a-lavida-12

Neue Nationalgalerie tras su renovación © BBR / Thomas Bruns

neue-nationalgalerie-vuelta-a-lavida-04

Neue Nationalgalerie tras su renovación © BBR / Thomas Bruns

neue-nationalgalerie-vuelta-a-lavida-03

Neue Nationalgalerie tras su renovación © BBR / Thomas Bruns

Deja un comentario