stories, Vídeo
Leave a comment

PLACER Ó SUPERVIVENCIA / FORMACIÓN Y CRECIMIENTO

La curiosidad y el aprendizaje van de la mano. Se trata del deseo de conocer lo que no se sabe, interesarse por dudas que surgen a diario y reflexionar sobre cada una de ellas. Hoy vivimos con prisa, con tareas siempre pendientes, nos comportamos de forma casi mecánica y sin tiempo para pensar en las inquietudes y las ganas de aprender, haciendo las cosas más por deber que por gusto. 

Hace unas semanas, hablando con una amiga, empezamos a pensar sobre este tema, muchos de nosotros tenemos tantas cosas pendientes (trabajo, estudios, familia…) que no nos paramos a reflexionar en las cosas que nos ocurren, de las cuales podemos aprender diariamente. Algunos de mis amigos estudian una carrera con el único objetivo de alcanzar un trabajo estable, lo que hace que no pongan demasiado interés en profundizar sobre la misma. Con el objetivo de reflexionar sobre estas ideas, he realizado un cuestionario a cinco compañeros con edades comprendidas entre los 19 y 25 años y que están cursando diferentes estudios, desde diseño de moda, hasta derecho, ó policía.

el-gusto-y-el-deber-Carmen

Carmen, estudia animación 3D

¿Cómo describirías tus estudios?

La mayoría respondieron; que al igual que en todo si queremos llegar a conseguir algo, hay que ser muy constantes y exigentes día a día, hay asignaturas que piensan que no les proporcionan prácticamente nada y otras por las que llegan a sentir bastante curiosidad, aunque en este caso afecta mucho el maestro que se tenga, ya que es una parte esencial para que te interese algún aspecto. Me llamó la atención que ninguno comentó la importancia en cualquier estudio de ser curioso, autodidacta y no conformarse con la información que la escuela te proporciona, ya que de cualquier ámbito se puede saber más.

¿Realizas los estudios por obligación o porque tienes ganas de aprender sobre ese ámbito?

Curiosamente la mayoría contestaron que lo realizaban porque querían aprender para así poder ayudar a la gente, como en el caso de Mariamparo, alumna de auxiliar de enfermería “Lo realizo porque me encanta el ámbito de la sanidad y siempre he querido estudiar algo en lo que pudiese ayudar a la gente”, aunque por otra parte varias personas admitieron que parte del porqué estudian esa carrera fue la obligación de ellos mismos o de familiares.

el-gusto-y-el-deber-Paula

Carmen, estudia diseño de moda.

¿Tienes curiosidades que todavía no has averiguado? Si es así, ¿por qué no las has resuelto?

Recibí respuestas como “Claro que tengo curiosidades aún, no lo he resuelto porque pienso que siempre hay algo nuevo por aprender” y “Si, tengo muchas dudas sobre muchas cosas. Suele ser porque voy aplazando todo”. Pero en este caso Tiffany, estudiante de derecho, ha sido realmente sincera con su respuesta; “Sí, porque estamos educados para seguir un patrón sin cuestionarlo puesto que se supone que eso nos va a hacer felices y a dar un trabajo estable y bien pagado”.

En parte, su respuesta es lo que muchos piensan cuando comienzan estudios que realmente no les interesan lo suficiente como para formarse también de manera autodidacta sobre dudas o inquietudes que tienen sobre cualquier aspecto.

¿te consideras autodidacta?

Aquí se muestran sentimientos encontrados, ya que hay respuestas muy diversas. Por un lado, Raúl, que oposita para Policía Nacional dice “Si, o al menos en gran parte, porque hoy en día, tenemos una cantidad de información enorme a nuestra disposición, libros, bibliotecas, internet, videos, donde sin necesidad de nadie podemos reunir toda la información y aprender fuera del ámbito escolar. 

Por ejemplo, estudié un grado de animación y veía que me aburría muchísimo en las clases, por lo que me descargué en casa el programa que utilizábamos y empecé a probar cosas sin saber”.

Y, por otro lado, de nuevo Tiffany comenta, ya que poco se dice y ella lo hace muy directamente; “Si porque en mi experiencia personal en la universidad pública, el profesorado no hace nada simplemente da indicaciones”.

Por lo que en parte sí que es cierto que se implican e intentan aprender por ellos mismos, pero ya no porque quieran formarse más de la cuenta o tengan inquietudes aparte, sino porque en muchas ocasiones el profesorado no se implica lo suficiente como para crearnos interés o no facilita la información completa, es decir, tenemos que “buscarnos la vida” para obtener las notas esperadas.

el-gusto-y-el-deber-Tiffany

Tiffany, estudia derecho.

el-gusto-y-el-deber-Mariamparo

Mariamparo, estudia enfermería.

el-gusto-y-el-deber-Raul

Raúl, prepara oposiciones para ser policía

¿Dónde te gustaría llegar en tu vida profesional? ¿Cómo esperas conseguirlo?

Donde varios afirmaron que les gustaría emprender y tener una buena vida trabajando de lo que estaban formándose “Pretendo llegar lejos, con un negocio personal o trabajando para alguna empresa en un puesto que me encante”, “Me gustaría tener un trabajo digno en el que disfrutar cada día sin dejar atrás los pequeños placeres de la vida: pasar tiempo con los amigos y familia. Espero conseguirlo trabajando duro y luchando por lo que quiero.”

Otros como Tiffany simplemente están explorándose, ya que se han dado cuenta con el paso del tiempo de que la vida y la carrera no eran como esperaban; “Antes tenía una meta muy clara que iba relacionada con la carrera, pero al pasar los años y ver que mi alrededor es infeliz siguiendo ese patrón, me he cuestionado a donde quiero llegar, y por tanto estoy en proceso de descubrirlo”.

Al leer y repasar todas las respuestas, quiero que se piense y se cambie un poco el “chip”, ya que está genial hacer una carrera, pero siempre que nos guste de verdad, queramos saber, investigar, interesarnos y que nuestro futuro tenga relación con ella, no porque creamos que si estudiamos una carrera con más “salidas” vamos a vivir mejor, todo lo contrario, seremos más infelices al dedicarnos a algo que hacemos realmente por obligación.

Por otra parte, también me ha hecho pensar en los maestros, en la manera que tienen algunos de afrontar su profesión, ya que cuando un profesor tiene vocación real de enseñar y le gusta lo que hace se nota, incluso pueden llegar a conseguir que sus alumnos se interesen y curioseen sobre lo que les está inculcando, aunque inicialmente el tema no les interese. Pero por desgracia, muchos escogen la profesión de maestro básicamente por lo comentado anteriormente, por tener una vida resuelta, aunque no les llene completamente, lo que hace que las ganas se pierdan y el interés de sus alumnos también.

Deja un comentario