Arte, stories, Vídeo
Leave a comment

FERNANDO GARCÍA / AMÈRICA

Bajo el título AMÈRICA Fernando García presenta su tercera exposición individual en la Galería Heinrich Ehrhardt (Madrid). Cuatro rutinas, que podrían entenderse como ejercicios formales o mecánicas de ordenación, articulan los ejes principales de la muestra: ir a por piedras y recogerlas; pintar líneas verticales y horizontales elaborando una trama; imaginar marcos de relación con sus referentes artísticos y pegar pequeños trozos de papel unos al lado de los otros. 

Para García la labor del artista es de una literalidad aplastante: hace obras de arte. En cierto sentido, es un trabajador. El artista se mancha las manos, crea rutinas, toma como medida los elementos cotidianos: las piedras, los días, las huellas. Pero, lejos de la simplificación premoderna que llevaría de vuelta a la tentación de la artesanía, la práctica del artista, e incluso su trabajo físico, ponen en marcha un sistema de relaciones con el acervo del arte; no entendido tanto como una “historia” del arte, sino como una “experiencia” del arte.

fernando-garcia-america-08

Galería Heinrich Ehrhardt

MECÁNICAS DE ORDENACIÓN

Por ejemplo, cada día, desde su casa del Maresme, García baja a la playa y recoge una piedra. El trabajo es también un empleo del tiempo. A veces no son piedras, sino una lata, una granada. En ocasiones no está en su casa, puede incluso considerarse que el artista veranea. ¿Está un artista alguna vez de vacaciones? También ese día recoge una piedra. El proceso es tan concreto que bordea la parodia. Pero es un calendario. Debe imponer un orden a los amontonamientos de residuos. A partir de las piedras crear un sentido: en este caso, un juego de verticalidad. Entonces se piensan las escaleras. Y cada escalera tiene ochenta peldaños, cuarenta de subida y cuarenta de bajada. Los peldaños cubren una temporalidad tan azarosa como real: desde el 1 de abril al 31 de diciembre de 2019. Con dos cúspides, el 15 y 16 de agosto. Un precario equilibrio del sentido narrativo, biográfico. También escatológico. Una espiral. “Triunfo de la escultura barroca”, anota García en su cuaderno.

Otro ejemplo: hay un cuadro que sólo pinta los lunes, otro que sólo pinta los martes, hay un cuadro por cada día de la semana. Todos repiten el mismo patrón: tres franjas horizontales. A la vez, son el resultado de la abstracción de un paisaje de mar, arena y bosque; y de los campos de color de la pintura americana de la segunda mitad del siglo XX. Los cuadros se dividen, a su vez, en pinceladas verticales y horizontales. Un trabajo de sobreescritura. La pintura crea sus propios ritmos: el deslizarse de pintura nueva en tela plana, el grumo de pintura abigarrada. La superposición ralentiza la obra. Como salir de una autopista a una carretera secundaria, dice García. De nuevo, la pintura es un calendario: la quintaesencia de la representación del tiempo. O de la huella literal del tiempo, y no su representación.

Tercer ejemplo. García dialoga con un artista, Joan Hernández Pijuan. Pero, como en otras ocasiones (como en sus homenajes a la Escuela de Vallecas), el diálogo se realiza desde un lugar lateral. A García le interesan las circunstancias de la obra, un contexto que no trasciende. Una caducidad entendida desde el centro de una concepción fuerte del arte. Se ha desviado del homenaje evidente y lo que encuentra, en este caso la huella dactilar de la esposa del pintor Joan Hernández Pijuan, es más interesante que una intención previa. Ese es el trabajo del artista: ordenar lo existente y cargarlo de sentido. Y, de manera imprevista, éste se convierte en el más fino homenaje a la dualidad de la pintura del propio Hernández Pijuan: por un lado, la tentación del paisaje (una nube, un árbol), por otro la depuración de siglos de lenguaje pictórico en una exaltación monocroma.

fernando-garcia-america-01

Fernando García – AMÈRICA (2019) Detalle de la instalación

fernando-garcia-america-02

Fernando García – AMÈRICA (2019) Detalle de la instalación

fernando-garcia-america-03

Fernando García – AMÈRICA (2020) Vista de instalación

fernando-garcia-america-04

Fernando García – Escalera-Calendario 1 (1-4-2019 al 14-8-2019) Madera, tornillos, alambre, chapas, corcho, caucho, cuero y piedras – 450 x 120 x 160 cm

fernando-garcia-america-05

Fernando García – AMÈRICA (2020) Vista de instalación

fernando-garcia-america-06

Fernando García – AMÈRICA (2020) Vista de la exposición

fernando-garcia-america-07

Fernando García – AMÈRICA (2019) Detalle de la exposición

fernando-garcia-america-09

Fernando García – AMÈRICA (2019) Galería Heinrich Ehrhardt


AMÈRICA / FERNANDO GARCÍA
Galería Heinrich Ehrhardt – Madrid

Deja un comentario