Design heroes, dximagazine, stories
Leave a comment

LA REBELIÓN DE LA BELLEZA / EL TRIUNFO DE LA DIVERSIDAD

La belleza es difícil de definir. Se podría decir que es un concepto que se rebela continuamente frente a nuestros esfuerzos por encasillarlo. Así, la belleza es un aspecto que ha sido ampliamente tratado a lo largo de la historia. En la antigüedad, había dos grandes interpretaciones provenientes de Platón y Aristóteles. Platón pensaba que la belleza reside en la idea, mientras que Aristóteles afirmaba que la belleza es una manifestación de lo sensible y, por tanto, está presente en la esencia de las cosas. Posteriormente, otros filósofos han desarrollado diferentes teorías al respecto. Descartes vio la belleza como un producto del orden y la exactitud de la razón. Kant entendió que la belleza debe ser agradable a la razón pero, al mismo tiempo, deseable por los sentidos. Hegel definió la belleza como una manifestación del espíritu que, a su vez, constituye toda la creación del pensamiento lógico que se impone a la realidad. Nietzsche llegó a afirmar que la belleza es la actividad fundamental de la vida.

Este breve repaso, que en ningún caso pretende profundizar en el concepto de belleza a nivel filosófico, ayuda a comprender tanto la complejidad del concepto de belleza como su importancia. Algunos de los pensadores más relevantes de la humanidad han dedicado gran esfuerzo a reflexionar sobre la belleza, lo que indica que no es un aspecto banal o superficial.

Pro Infirmis, campaña “Porque, ¿quién es perfecto?”

Pro Infirmis, campaña “Porque, ¿quién es perfecto?”

Pro Infirmis, campaña “Porque, ¿quién es perfecto?”

Pro Infirmis, campaña “Porque, ¿quién es perfecto?”

La belleza forma parte de la historia del ser humano y es tan poderosa que es capaz de movernos o de paralizarnos. La belleza nos anima, nos refuerza, nos reconforta, pero ¿qué sucede si en lugar de buscar belleza en nuestro entorno, intentamos conseguirla en nosotros mismos? Entonces, y más allá de las apreciaciones subjetivas, debemos esforzarnos para formar parte de unos cánones de belleza, es decir, nuestro cuerpo debe cumplir ciertas características que la sociedad considera atractivas y deseables. La belleza ya no es objeto de contemplación, sino que constituye un objetivo, un punto final que queremos alcanzar y cuyo recorrido puede ser arduo y hasta imposible.

Además, como todos sabemos, los cánones de belleza no son estáticos sino que cambian a lo largo de la historia. Para averiguar qué cánones predominan en cada época, únicamente debemos echar un vistazo a las representaciones humanas que se hacen, en el pasado podíamos observar las obras de arte, actualmente son los medios de comunicación los que mayoritariamente difunden estos cánones, especialmente a través de mensajes publicitarios que intentan persuadirnos no sólo de lo que debemos comprar, sino también de cómo debemos ser. El canon actual destaca por la juventud y la delgadez, todos los chicos y chicas que aparecen en los medios siguen estas pautas.

Sin embargo, ya hemos dicho que el concepto de belleza es rebelde y lucha por huir de las limitaciones que le imponemos. Algunas voces se alzan en contra de estos cánones homogéneos y “homogeneizantes”. Oldushka, una agencia de modelos rusa, piensa que la belleza es posible en todas las edades, así lo hace constar en los perfiles sénior de sus modelos cuya media se sitúa alrededor de los sesenta años. En su catálogo, las arrugas y las canas se muestran de manera natural, sin resultar ningún obstáculo para representar la belleza.

Modelos de la agencia Oldushka, Victor (Moscú) y Valentina ( San Petersburgo).

Modelos de la agencia Oldushka, Victor (Moscú).

Modelos de la agencia Oldushka, Victor (Moscú) y Valentina ( San Petersburgo).

Modelos de la agencia Oldushka, Valentina ( San Petersburgo).

Cass Bird, campaña para Lane Bryant.

Cass Bird, campaña para Lane Bryant.

La belleza tampoco entiende de tallas, la proporción 90-60-90 es solamente una de las muchas combinaciones posibles. Así lo entendió la marca Lane Bryant lanzando en 2015 una campaña protagonizada por conocidas modelos de tallas grandes: Candice Huffine, Ashley Graham, Marquita Pring, Victoria Lee, Justine Legault y Elly Mayday. En realidad, dicha campaña era una respuesta desafiante a otra que había sido presentada por Victoria’s Secret que, con el título “The Perfect Body”, mostraba modelos delgadas y retocadas con Photoshop. En contraposición, la campaña de Lane Bryant animaba a las mujeres a compartir fotografías de sus cuerpos en las redes sociales con el hashtag #ImNoAngel. El objetivo era evidenciar que el cuerpo femenino es bello y diverso, más allá de las modelos seleccionadas por Victoria’s Secret para ser sus ángeles o formar parte de sus desfiles anuales.

El color o la raza tampoco es ningún impedimento para la belleza. Oliviero Toscani rompió estereotipos y creó fuertes polémicas con alguna de sus campañas publicitarias para Benetton. En la década de los ochenta, una de ellas mostraba cómo una madre negra amamantaba a un niño blanco. La imagen, de gran belleza estética, desafiaba el concepto tradicional de familia y potenciaba la diversidad racial. Más recientemente, Yalitza Aparicio, mujer mexicana de origen mixteco, ha tenido que soportar numerosos insultos después de ser protagonista de la película Roma y de aparecer en la portada de la influyente revista Vogue. Sin duda, la belleza también acoge rasgos indígenas, aunque algunas personas se resistan a ello. Precisamente, la fotógrafa Angélica Dass en su obra Humanae pretende enfrentarse a algunas falacias raciales o relativas al color de piel. Humanae es un proyecto que sigue en construcción y que intenta mostrar una gama cromática de los diferentes colores de piel humana que, además, se traducen a Pantone.

Oliviero Toscani, publicidad para Benetton.

Oliviero Toscani, publicidad para Benetton.

Angélica Dass, "Humanae".

Angélica Dass, “Humanae”.

Yalitza Aparicio (portada de Vogue). Halima Aden (portada de Vogue, diferentes versiones idiomáticas).

Yalitza Aparicio (portada de Vogue)

Halima Aden (portada de Vogue, diferentes versiones idiomáticas).

Halima Aden (portada de Vogue, diferentes versiones idiomáticas).

Halima Aden. Ropa de LOEWE y tocado de Mariana Barturen. Fotografía de Greg Lotus.

Halima Aden. Ropa de LOEWE y tocado de Mariana Barturen. Fotografía de Greg Lotus.

La belleza tampoco niega diferentes expresiones culturales. Prueba de ello es Halima Aden, una modelo que siempre desfila con hiyab. De padres somalíes, nació en un campo de refugiados de Kenia y creció en Minnesota. Aden ha trabajado para grandes marcas y ha protagonizado portadas de revistas mainstream sin renunciar a su velo islámico aunque, por supuesto, también ha tenido que vencer más de un estereotipo.

Y si la belleza puede encontrarse en diferentes razas, colores o culturas, también puede encontrarse en cuerpos diversos. El síndrome de Down viene acompañado de unos rasgos físicos característicos como el puente nasal aplanado o los ojos rasgados en forma almendrada hacia arriba. Y sí, dichos rasgos pueden ser bellos. Así lo han demostrado Madeline Stuart o Marián Ávila, dos chicas con síndrome de Down que han cumplido su sueño de ser modelos. La primera es de origen australiano y la segunda es española, ambas han conseguido desfilar en la Fashion Week de Nueva York, formando parte de las pasarelas más prestigiosas.

Madeline Stuart.

Madeline Stuart.

Marián Ávila. Fotografía de Cuco Cuervo.

Marián Ávila. Fotografía de Cuco Cuervo.

Pero los medios de comunicación no son los únicos transmisores de ideales de belleza; cada día, cuando vamos camino del trabajo o cuando paseamos por las calles de nuestra ciudad, vemos numerosos escaparates. Tras ellos, casi siempre observamos a maniquíes que, con afán escultural, muestran no sólo los últimos y más modernos looks, sino también los cánones corporales actuales. Pro Infirmis, una organización suiza que defiende los derechos de las personas con discapacidad, decidió potenciar la diversidad desde este ámbito. Lo hizo con una campaña titulada “Porque, ¿quién es perfecto?”. Alain Gsponer, director de la campaña, realizó un cortometraje en el que se mostraba la creación de cinco maniquíes que tomaban como modelo a cinco personas suizas que tienen algún tipo de diversidad o discapacidad física: la Miss Handicap 2010, Jasmin Rechsteiner; el locutor de radio y crítico de cine, Alex Oberholzer; la atleta Urs Kolly; la blogger Nadja Schmid y el actor Erwin Aljuki. Finalmente, los maniquíes formaban parte de los escaparates de una transitada calle de Zurich. El objetivo era que el asombro inicial de los peatones se transformase en una reflexión sobre la aceptación de las personas con discapacidad.

Resumiendo, la belleza no tiene edad, ni talla, ni raza, ni una cultura determinada, ni un color específico, ni una forma establecida. La belleza supone la visión de la realidad bajo una mirada noble, así lo manifestaba Kant al afirmar que la belleza siempre debe ir acompañada por este atributo. La belleza está en el interior de la persona que la contempla. La rebelión de la belleza es la aceptación de la diversidad, olvidando la persecución desenfrenada de unos cánones, de unos ideales que no se corresponden con la realidad. La belleza está en todos nosotros, únicamente debemos aceptarla tal como es.

Deja un comentario