Diseño, Diseño de producto, stories
Leave a comment

DISEÑO EMERGENTE – A FUEGO LENTO

Sumergidos en la reflexión sobre lo que nos está pasando, en medio de la tendencia actual de desconcierto (que todos sufrimos), nos vemos impulsados a hacerlo alrededor del fuego, del proceso exotérmico manifestación visual de la combustión y de la evolución de la energía en forma de luz y calor. Para el ser humano supuso la superioridad a través de su domino, no sólo como fuente de calor y defensa, también como principio generador de técnicas. Los humanos han sabido usar la energía del fuego en su provecho, para extraer la energía de los materiales que proporciona la naturaleza y la posibilidad de moldearlos a su gusto. Si bien la mano ha sido la herramienta principal del hombre para la construcción de la actual cultura material, el fuego también tiene parte de responsabilidad, ya que la mayor parte de fisonomías de los objetos en Europa quedaron establecidas a mediados del siglo XIX.

La tecnología influyó decisivamente en el concepto de modernización, en la conciencia de estructura social y en la concepción de sus productos, a través del diseño concebido como arte entroncado a la industria, a la relación entre ideas estéticas e innovaciones tecnológicas. Hoy planeamos sobre la coyuntura del diseño particularmente tocado, porque el conflicto sigue siendo el de una sociedad (la nuestra) basada en la innovación y una sociedad que niega la innovación. Se trata de la colisión entre una sociedad moderna y una sociedad que afirma su derecho a no ser moderna, colisión entre tener proyecto y negarlo sistemáticamente.

Llecu17

SHELVED COOKING. Partiendo de la observación de los métodos tradicionales de la cocina Noruega, Unqui Designers ha diseñado una cocina económica energéticamente, adaptada a platos cocidos. Para reducir el consumo de energía de las cocinas domésticas, han adaptado un principio de cocción tradicional escandinavo a la vida contemporánea.

Llecu18

SHELVED COOKING.

Pero volvamos al fuego y a su genética a través del binomio “naturaleza y artificio”, por su fuerte evocación de aquellas reflexiones hechas por Gillo Dorfles hacia 1968 , las que tanto influyeron en la justificación del valor innovador del mismo. En las mismas aparece el fuego en medio de las reflexiones del objeto creado por el hombre y el objeto natural. Porque uno de los primerísimos impulsos que el hombre sintió fue la de crear objetos, esas “cosas materiales debidas a una manipulación directa de cualquier sustancia presente a nuestro alrededor que conduzca a la formación de algo distinto de lo que existía con anterioridad”(2) a esa vasta categoría de cosas materiales que nos rodean y que existen por el simple hecho de haber sido producidas por el hombre.

La importancia del objeto creado por el hombre reside en ser una prolongación, de extrinsecación (aquello impropio al ser humano y externo a él), como resultado de su constitución físicopsíquica, pero que ha necesitado del fuego como facilitador tecnológico. Y éste es el centro del problema que aquí nos interesa: llamar la atención del lector sobre el hecho de que hoy, como nunca, vivimos en un mundo donde la importancia de los objetos que nos rodean se ha vuelto casi tan grande como la de la naturaleza que nos ha creado, de la que está constituida nuestro planeta. Por ello, podemos analizar nuestra sociedad, nuestro diseño, teniendo en cuenta este universo objetual y artificial del que ya no podemos desvincularmos; del que debemos ser conscientes, como apunta Gillo Dorfles.

En el más refinado instrumento de precisión de nuestros días deben de concurrir dos características: la de estar investido de una “función” y la de “envolver”, englobar, encapsular dicha función mediante un aspecto externo que debe asumir características más o menos constantes. Pero la peculiaridad del objeto industrial actual es su rápida obsolescencia, el precoz desgaste de su forma, debido más a razones de mercado que a razones técnicas. La rapidez del consumo, y por ende la inestabilidad formal propia del objeto industrial, se debe más a razones de moda; de modo que las transformaciones en su forma (incluso notables) pueden ser totalmente gratuitas y debidas a factores de competencia, de mercado, de publicidad.

Llecu03

H-AGENT. Sistema innovador de calefacción capaz de captar y almacenar automáticamente la energía desperdiciada para posteriormente irradiar el calor en lugares más fríos. Este objeto, que se presenta en forma de cubo negro móvil, es un sistema de calefacción inteligente dotado de sensores que buscan las fuentes de calor que emite demasiada energía. /

Llecu04

H-AGENT.

Al respecto, como ejemplo de lo comentado, y dentro del leit motiv (fuego) de este número de DXI, valgan los resultados del “Prix Emile Hermè. Les sens de l’objet”, destinado a apoyar la innovación y a promover jóvenes talentos cuya reflexión prospectiva conduzca a la evolución de nuestra sociedad y sus estilos de vida. Su punto de partida “El despilfarro de los recursos naturales, la explosión demográfica, basado en el consumo excesivo, el modelo de vida occidental, impuesto a los países emergentes, es puesto en tela de juicio. Nuestro sistema de valores se va invertir, nuestros usos se transformarán, hará falta crear de productos adaptados”, me ha permitido observar propuestas en esa dualidad “función” y “envolvente” a través de dos requisitos ineludibles para la Fundación Hermès: el entorno (por un desarrollo duradero), y las destrezas.

La dualidad “Naturaleza y Artificio” que Gillo Dorfles planteara en 1968 y que mantiene su modernidad y vigencia actual. En una primera fase, creo reconocer en la mayoría de proyectos la consideración de objetos creados como instrumentos capaces de potenciar y prolongar las facultades operativas del individuo. En una segunda, objetos concebidos para formar parte de nuestro bagaje (background), de nuestro entorno (entourage), de nuestro ambiente (environment).

Llecu16

ECOJOE STOVE. Destinado a países en vías de desarrollo, este horno esta concebido para una producción de biomasa de gran eficacia energética para luchar contra la polución, la deforestación y la falta de higiene. / COVERMEHOT. Alfombra o manta calentadoras, objeto doméstico capaz de almacenar y posteriormente irradiar calor, gracias a sus innovadoras fibras técnicas tejidas con los métodos tradicionales de fabricación de los encajes de Alençon (Francia). / CUT CARRY BURN. Hacha de acero, combina tres funciones en un solo objeto. Permite cortar leña del bosque, transportarla gracias a una correa de cuero integrada, y hacer de ella fuego mediante una piedra contenida en su mango. / ELIODOMESTICO. Para abastecer de agua potable a los habitantes de los países en vías de desarrollo, el diseñado de un destilador ecológico que funciona con energía solar. Produce de modo simple agua potable y limpia bacteriológicamente. /

Llecu01

ECOJOE STOVE.

Las propuestas nos posicionan ante “objetos” totalmente artificiales, creados ex novo, la mayoría con materiales nuevos o tratados de manera tecnológicamente nueva y capaces de constituir, intentando cosificar algo inmaterial como es la temperatura, resultado tangible del fuego. Bastaría este último hecho para convencernos de la importancia del diseño en la determinación de nuestra relación con la naturaleza, considerarlo como estrategia del hombre en la reconquista de un justo equilibrio entre elementos de una naturaleza metamorfoseada y elementos de una objetualidad creada artificialmente, en este caso mediante el dominio de fuego, su materialización en distintas dimensiones. La evidencia de la “novedad técnica” en los proyectos ha exigido a los objetos resultantes la denuncia de dicha novedad sin recurrir al styling (elemento camuflaje y de exaltación publicitaria), recurriendo a otros aspectos constitutivos de una nueva cosmesis, inevitable y necesaria para hacer apetecible, entendible… a todo producto.

Llecu07

HEAT PAD PENCIL. Este lápiz fabricado de bambú se suministra con una pequeña bolsita en fibra reciclable destinada a recoger las virutas del sacapuntas. Una vez repleta y cerrada, se transforma en pack calentador gracias a la transformación del bambú en compost.

Llecu06

HEAT PAD PENCIL.

Llecu11

HOTPLATE HOTSPOT. Salvaplatos que permite almacenar el calor residual perdido de una placa eléctrica o vitrocerámica para difundirlo posteriormente, convirtiendo este objeto en un calienta-platos para la mesa o la cocina.

Llecu12

HOTPLATE HOTSPOT.

Llecu15

ISOLE. Esta elegante alfombra es también una calefacción conectada al sistema de calefacción central de una casa o apartamento. Destinada a calentar una zona reducida y localizada de una vivienda para reducir el consumo energético del hogar.

Llecu14

ISOLE.

Llecu20

VOLCANIC CASING. Fabricado con piedra de lava y madera de encina, es un “objeto-relé” concebido para almacenar el calor de un hogar posteriormente repartirlo en la cama o un cualquier otro lugar íntimo, gracias a las propiedades conductoras de la piedra de lava.

Llecu21

VOLCANIC CASING.

Llecu19

VOLCANIC CASING.


(2) DORFLES, Gillo. (1973) Naturaleza y Artificio (1ª) (1). Barcelona. Editorial Lumen.

DXI45 FIRE/FUEGO
Primavera 2012

Deja un comentario