Diseño de producto, Entrevistas
Leave a comment

EL BAILE COMO PINCEL EN UN LIENZO EN BLANCO

La danza abarca un amplio abanico de ramas y especialidades distintas que giran en torno a una única esencia que las anexa. En las últimas décadas, debido a la multiplicidad de estilos y la versatilidad de los bailarines, han arraigado formas diferentes de interpretar y entender el baile. No obstante, la base sobre la cual se cimientan sus distintos géneros no ha variado, ya que en cualquier rama o estilo el bailarín precisa un auto-control sobre su cuerpo para la apropiación debida de los movimientos. En el ensayo Danza y Género. Posibles miradas (2016) la coreógrafa Natalia Burgueño Pereyra sostiene que en el baile “cada mirada trae consigo un pensamiento de género que se formula y materializa en los modos de crear y en lo que se crea desde la danza”, de ahí se entiende su pluralidad.

Por lo que respecta a la danza contemporánea, esta abastece la técnica requerida para la adopción de los movimientos pero también una divergencia dependien-do de cómo adopta cada bailarín dicho movimiento. Este estilo surge de las formas más clásicas de la danza y va mutando al adaptarse a las diferentes formas de expresión corporal. La autora y coreógrafa Susan Leigh Foster defiende que “el cuerpo nunca es solamente lo que pensamos que es (…), el cuerpo es, en el mejor de los casos parecido a algo, pero nunca ese algo” (1*) Para entender mejor la esencia y los limites de la danza contemporánea, conversamos con dos bailarines especializados en este estilo sobre versatilidad, disciplina y sus proyectos.

(1) Foster, Susan Leigh: Choreographing History, 
Indiana University Press, Bloomington e Indianapolis, 1995.
ELISA_FE_02

Noel Quintela Fernández. Foto: Elisa Ferrer

Noel Quintela Fernández (Galicia, 1998) es un bailarín de danza contemporánea proveniente de Monforte de Lemos. Apasionado por las letras, la gente y la expresión corporal, Noel complementa el 5º curso profesional de Danza con sus estudios universitarios y un gran entusiasmo. Echó sus raíces en el mundo del baile a los 10 años, cuando encontró su refugio en las clases de baile que frecuentaba un par de veces a la semana en escuelas de baile locales. Al interesarse en un mayor rendimiento, logró entrar en el Conservatorio de Danza de Lugo y estableció un contacto más profesional en esta disciplina. En el 2016 se trasladó a Valencia para continuar sus estudios de baile y empezar un grado universitario de Traducción en Francés. Ha participado recientemente en la Gala de The Beatles en Valencia con la canción Yesterday, como creador ha realizado distintas piezas como una versión coreográfica de La donna é mobile para el Certamen de Maria Carbonell y Conceptos generales del gris para el Festival de Danza de Valencia Circuito Bucles, con la que ganó el 3er premio de Categoría Senior y una beca de formación en Italia en la última edición del Concurso de Danza la ciudad de Valencia.

Cada bailarín adopta una forma de expresión diferente, ¿cómo describirías tu forma de adentrarte en el movimiento del baile? La base es la técnica y esta es la misma para todos pero, por lo que respecta a mi manera de representarla como bailarín, soy una persona que me cuesta no poner mi movimiento personal en lo que me piden que haga. Por ejemplo, si en clase realizamos un ejercicio como una pirueta, lo hago como me lo piden pero siempre hay una marca distintiva plasmada en ese movimiento concreto. Tal vez, como mi cuerpo tiene una forma muy alargada y no es muy común entre los bailarines de contemporáneo, se distinga más el movimiento que realizo.

ELISA_FE_04

Noel Quintela Fernández. Foto: Elisa Ferrer

ELISA_FE_15

Noel Quintela Fernández. Foto: Elisa Ferrer

ELISA_FE_16

Noel Quintela Fernández. Foto: Elisa Ferrer

¿Qué palabras crees que sintetizan mejor esa marca personal que te distingue cuando bailas? “Disociación” sería una palabra, me gusta tanto la sensa-ción física como la estética de las formas que disocian las diferentes partes del cuerpo, es decir, saber hacer distintos movimientos a la vez en distintas partes del cuerpo, como si fuese un puzzle. El gusto por esta estética me vino por La Veronal, una compañía de baile de Barcelona que me inspira en muchas de sus obras. Otra palabra sería “geometría” porque se está extendiendo la idea de que la danza es una actividad para expresar sentimientos y sensaciones abstractas, pero yo pienso que no todo gira en torno a eso y que se debe valorar también la parte visual. A mí me gusta concebir la parte visual de la danza mediante conceptos más simples en el sentido de minimalistas, como la simetría. Por último, añadiría “fluidez” porque aunque mi movimiento sea disociado visualmente pretendo que adopte formas orgánicas. Con esto me refiero a formas naturales que tengan una continuidad.

La disciplina suele asociarse casi inevitablemente a la danza ¿qué representa para ti este concepto? Desde que me fui de casa con 15 años para dedicarme a la danza, mi mente hizo un cambio inevitable e interiorizó la idea de que si no soy riguroso con mi trabajo, no lo voy a llevar adelante. La danza requiere de mucho esfuerzo físico y mental, entonces he tenido que complementar mis estudios académicos con el baile de manera efectiva. Si no gestionas bien tu tiempo y tu mente puedes lesionarte. Nunca he visto esta dedicación como un impedimento sino todo lo contrario, me ha ayudado a ser más organizado y tener más control sobre mi mismo.

ELISA_FE_17

Noel Quintela Fernández. Foto: Elisa Ferrer

ELISA_FE_14

Noel Quintela Fernández. Foto: Elisa Ferrer

ELISA_FE_18_Alain-Decheux

Nerea Úbeda Hortal. Foto: Alain-Decheux

Nerea Úbeda Hortal (Valencia, 1998) es una bailarina de danza contemporánea formada en el Centro Profesional de Música y Danza Joan Baptista Cabanilles de Algemesí. Nerea concibe la danza como un espacio donde poder expresarse libremente y que se puede utilizar como reivindicación. Sus inicios se remontan en la gimnasia rítmica, actividad que practicaba desde los 3 años complementada con el ballet clásico. Llegados los 12 años decidió, motivada por una de sus profesoras, a adentrarse en el baile contemporáneo, especialidad que cursó durante los siguientes 6 años simultáneamente con el instituto. Una vez finalizada la carrera como bailarina, decidió ampliar su formación con un curso intensivo en la Escuela de Danza Eva Bertomeu. A raíz de este curso surgió la incipiente compañía de baile INTRAT, la cual trata de reflejar la naturaleza salvaje del ser humano muchas veces opuesta a los ideales de la civilización. Con esta compañía está desarrollando distintos proyectos que han sido realizados recientemente alrededor de Valencia en locales como la Sala Carme Teatre, la Sala Ultramar, la Sala Ruzafa y la Sala Sporting Club Ruzafa. También ha participado en diversos festivales de artes escénicas a como Ruzafa escénica, Igualment fest, Circuito Bucles, Intramurs i Benimaclet confusion.

ELISA_FE_19_Alain-Decheux

Nerea Úbeda Hortal. Foto: Alain-Decheux

ELISA_FE_20_Vicent-Esteve

Nerea Úbeda Hortal. Foto: Vicent Esteve

Si pudieras definir con palabras tu forma de bailar, ¿cuales serían? Me resulta un poco complicado escoger conceptos para definir mi forma de bailar, porque cuando bailo mi intención es llegar al espectador mediante sentimientos y emociones, no suelo fijarme en si queda o no bonito estéticamente.

Se considera una obviedad que los bailes se clasifiquen en distintos géneros, pero ¿crees que es necesaria una clasificación rígida de estos o pueden llegar a fusionarse para crear nuevas formas? En este tema entro en discordia, porque a pesar de que pienso que esta bien una clasificación clara de los distintos tipos de baile, como pueden ser el clásico, el contemporáneo y la danza española, no creo que esto implique que no se puedan fusionar, al contrario, creo que es una buena estrategia para crear nuevas técnicas y especialidades.

Desde tu punto de vista, ¿cuanta importancia tiene la versatilidad, tanto física como mental, de un bailarín? ¿Crees que este atributo se puede potenciar? La versatilidad es una cualidad muy importante en los bailarines, sobre todo en el proceso de memorización de la coreografía. A la hora de realizar un ejercicio o movimiento, el bailarín versátil tendrá más facilidades para interiorizarlo que uno que no lo sea. Lo mismo sucede con los bailarines que tienen cierta condición física, porque estos estarán más capacitados para realizar algunos movimientos que otros que tengan una condición física distinta no podrán realizar. Por otro lado pienso que las condiciones físicas y mentales se pueden trabajar día a día para conseguir una mejora. Aunque también es verdad que hay aspectos fisiológicos que por mucho que se trabajen o ejerciten no permitirán realizar ciertos gestos, pero que por otro lado, se pueden encontrar otros alternativos para poder acoplar el cuerpo al movimiento.

En conclusión, la danza es un lenguaje universal cuya visión varía dependiendo del bailarín que la adopte. En este aspecto se podría aplicar la teoría del Folio en blanco de John Locke para tratar de explicar el proceso coreográfico que experimentan los bailarines ya que “el cuerpo que baila ha sido descrito como un folio en blan-co que debe construirse por medio del entrenamiento fisico.” (*2).

(2) De Naverán, Isabel y Écija, Amparo: Lecturas sobre danza y coreografía, 2013.
ELISA_AD_02

Nerea Úbeda Hortal. Foto: Alain-Decheux

Deja un comentario