Arte, Pintura, stories
Leave a comment

ROY LICHTENSTEIN: LASTING INFLUENCE

Moco Museum (Amsterdam) presenta una completa muestra dedicada a la obra de Roy Lichtenstein: uno de los grandes intérpretes del arte contemporáneo y un verdadero icono del Pop Art. Desde la pintura a la publicidad, pasando por la fotografía, el diseño y la moda. Su obra reconocible a primera vista, que sin darnos cuenta ha venido a formar parte de la herencia cultural de todos nosotros. Como muestra de ello basta recordar que Roy Lichtenstein fue el primero en pintar el retrato del ratón Mickey, adelantándose a Andy Warhol, Damien Hirst y otros muchos más. También en la moda de hoy en día se puede observar como la obra de Lichtenstein es utilizada de muchas formas distintas.

Lichtenstein empezó trabajando con imágenes de anuncios de periódicos y objetos de la vida cotidiana. Pronto descubrió los comics como fuente de inspiración y materia prima para sus obras. Temáticamente prefería tanto el romanticismo como la guerra, aunque la interpretación de Lichtenstein solía tener un punto de ironía. Lichtenstein explica por qué eligió los comics: “Desde el principio sentí que había que despersonalizar el comic. Tenía que representar las grandes emociones –la pasión, el miedo, la violencia- de una forma impersonal y mecánica. Busco algo que tenga la sensación de lo misterioso, o lo absurdo, o lo lógico o lo extremadamente sencillo o bien lo extremadamente complejo. Algo visual, ya sea con texto o sin texto, que precisamente por formar parte de un cuadro en vez de un comic, provoque una risa. El drama y el heroísmo –y a la vez sin considerar las consecuencias- siguen siendo determinantes para nuestra visión de la guerra”.

DXI_Roy_Lichtenstein_EX_06

Vista de la exposición. Roy Lichtenstein. Moco Museum. 2017.

13531175w

Vista de la exposición. Roy Lichtenstein. Moco Museum. 2017.

DXI_Roy_Lichtenstein_EX_08

© Roy Lichtenstein. Look Mickey. 1961

DXI_Roy_Lichtenstein_EX_10

Roy Lichtenstein. ‘Crying Girl’ 1963. © Estate of Roy Lichtenstein, c/o Pictoright Amsterdam, 2017.

DXI_Roy_Lichtenstein_EX_12

Roy Lichtenstein. ‘Reverie’. 1965.

Vista de la instalación ‘El Dormitorio’. Roy Lichtenstein. Moco Museum. 2017.

Vista de la instalación ‘El Dormitorio’. Roy Lichtenstein. Moco Museum. 2017.

La exposición cuenta con la instalación de una habitación 3D que reproduce a escala real del cuadro “Dormitorio en Arlés” que pintó Lichtenstein en 1922 y que se inpiró en la tarjeta postal del famoso tríptico de Van Gogh “El Dormitorio” (1888-89). En 2000 se expuso una instalación 3D de este cuadro en el Museo Van Gogh. Roy Lichtenstein dijo sobre su versión de El Dormitorio en Arles: “He limpiado la habitación un poco para él. Se alegrará mucho cuando vuelva del hospital y vea que he doblado sus camisas y que he comprado algún mueble nuevo. Mi cuadro es mucho más grande que el suyo. Su cuadro es mejor, ¡pero el mío es más grande!”.

DXI_Roy_Lichtenstein_EX_16

Roy Lichtenstein. ‘Brushstrokes’. 1967.

DXI_Roy_Lichtenstein_EX_14

Roy Lichtenstein. ‘The Mask’. 1989.

DXI_Roy_Lichtenstein_EX_02

© Roy Lichtenstein. Thinking of him

DXI_Roy_Lichtenstein_EX_03

© Roy Lichtenstein. Foot and Hand.

En 1965, Lichtenstein hizo sus primeros “Brochazos”, pinturas en las que se reproduce uno o más brochazos o pinceladas como objetos aislados: “El Brochazo fue la manera de representar estos símbolos románticos de heroísmo de la forma inversa, el clasicismo. El Brochazo juega un papel muy importante en la historia del arte. Significa, de forma casi literal, cuadro o arte.” Ya desde los años 50 Lichtenstein sentía atracción por las pinceladas y los gestos abstractos, que quedarían visibles de nuevo en sus obras de los años 80, aunque con un sentimiento nuevo de libertad. El brochazo independiente de los años 60 se funde de forma menos organizada que cuando trata temas como ‘El Sembrador’ de Van Gogh o la serie ‘Mujer’ de Willem de Kooning. Después de la época heroica del Pop Art en los años 60, Lichtenstein pasó a reinterpretar géneros y grandes maestros del pasado, pasándolos por su particular filtro poético y técnico: variando de paisajes a bodegones, inspirado por Mondriaan, Picasso, Matisse y Brancusi. La exposición también muestra unas obras gigantescas de la serie ‘Pinturas Imperfectas’ que dejan entrever la búsqueda del artista de la abstracción geométrica. Con sutil ironía Lichtenstein describe estas obras como una respuesta a “la abstracción más estúpida imaginable, una pintura abstracta de alguien sin idea o motivación. Se trata de poner las normas, y después no seguirlas”.

DXI_Roy_Lichtenstein_EX_15

Roy Lichtenstein – Haystack

DXI_Roy_Lichtenstein_EX_05

© Roy Lichtenstein. Bananas and Grapefruit I, 1972

DXI_Roy_Lichtenstein_EX_13

© Roy Lichtenstein. Sandwich and soda, 1964

DXI_Roy_Lichtenstein_EX_18

© Roy Lichtenstein. Still Life with Lemon and Glass, 1974

Roy Lichtenstein, 1965

Roy Lichtenstein, 1965

La muestra permanecerá abierta hasta el 31 de mayo de 2018.

Deja un comentario