dximagazine, dxistories
Leave a comment

THE MOVIE IN THE WOODS

Previamente a la popularización del cine, la concepción del paisaje estaba ligada a la pintura y la literatura. Sin embargo el cine ha cambiado como percibimos dicho paisaje, introduciendo nuevos imaginarios a través de la cultura contemporánea. En el género fantástico y el terror, el bosque se transforma de tierra a territorio, en el que los personajes buscan su lugar.

El bosque, la naturaleza salvaje y la tierra funcionan como telón de fondo para una serie de películas de terror que reflexionan sobre la humanidad y su arraigo en el territorio. La tierra y el hombre se convierten en protagonistas y en pesadilla dentro de la propia narración. A la vez la naturaleza realiza un doble papel, crea un ambiente que duplica los sentimientos de los personajes: terror, asfixia, agorafobia y pánico a los espacios abiertos. Por otro lado, es el encargado de esconder y desvelar los secretos más sórdidos de los protagonistas.

Completamente amnésico, John, encarnado por el últimamente omnipresente Sharlto Copley, despierta en una tumba abierta y llena de cadáveres. Una mujer lo ayuda a salir y lo conduce hasta un pequeño grupo de personas en circunstancias parecidas. Las dudas comienzan a planear sobre los supervivientes: ¿y si el responsable de la masacre es uno de ellos?. El director español Gonzalo López-Gallego retoma el bosque y la tierra como telón de fondo en Open Grave, presentada en el Festival Internacional de Cinema Fantástic de Catalunya en Sitges, para narrar una historia claustrofóbica; un intrigante rompecabezas en el que el paisaje se convierte en protagonista. En el comienzo huyen del bosque, pero el discurrir de los acontecimientos les devuelve a él en busca de pistas para desentrañar el misterio.

Open Grave.

Open Grave.

Open Grave.

Open Grave.

Un grupo de desertores de la Guerra Civil inglesa se encuentra con un alquimista quien les propone encontrar un tesoro oculto en un campo inglés. El problema reside en que el tesoro puede no ser tal tesoro y las misteriosas energías que rodean la campiña comienzan a hacer mella en la moral y la cordura del grupo. En A field in England Ben Wheatley introduce a sus personajes en un viaje psicodélico en la campiña inglesa, desvelando sus misterios ancestrales. Una historia llena de fantasía y psicodelia aumentada por el efecto de un mushroom circle, una localización del folklore en las que se dice que las brujas celebraban sus Walpurgis.

A field in England.

A field in England.

Una serie de brutales asesinatos ponen en rumbo de colisión la vida de tres hombres: el padre de la última víctima, sediento de venganza; un justiciero detective de policía que opera en los límites de la ley; y el principal sospechoso de los homicidios, un profesor arrestado y luego liberado debido a una negligencia policial. Los cuentos siempre han tenido una vertiente oscura, especialmente el de caperucita y el lobo. Los directores israelíes Aharon Keshales y Navot Papushado firman la cinta Big Bad Wolves, una de las películas favoritas de Quentin Tarantino para 2013, un thriller lleno de ferocidad, belleza y humor a partes iguales.

El paisaje en este caso se convierte en un cómplice del crimen y de la venganza, siempre ejecutados en la soledad del bosque, en la seguridad que aporta el no ser vigilado, el sentirse aislado. Así, la naturaleza se convierte en una metáfora de las peores facetas del ser humano, en el escondite al que acuden los protagonistas para encubrir sus crímenes, en esa casita aislada del bosque en la que quizá habita el lobo feroz. El bosque es el encargado de desvelar la naturaleza salvaje del ser humano.

Big Bad Wolves.

Big Bad Wolves.

Big bad wolves.

Big Bad Wolves.

We are what we are de Jim Mickle es el remake del film mexicano Somos lo que somos. En su pequeña ciudad, los Parkers son conocidos por su discreción y por mantenerse recluidos en su casa. Tras las puertas, Frank, el padre, dirige la familia con severidad de hierro. Tras la brutal e inesperada muerte de la madre, las hijas adolescentes deben cuidar de su hermano pequeño. Sin embargo, muy pronto tendrán que cargar con nuevas e inesperadas responsabilidades. A las órdenes de su padre, deben continuar a toda costa con una tradición ancestral y macabra. En embargo, el desbordamiento del río les pilla desprevenidos acelerando los acontecimientos. Su terrible secreto es custodiado en su hogar, pero la irrupción de una naturaleza todavía más salvaje provoca que comience a vislumbrarse el misterio que rodea a la familia.

La naturaleza como elemento narrativo es fundamentalmente una compleja red de relaciones que se extiende en todas direcciones y a velocidades diversas. Tiene capacidad de ambientar la historia y de aumentar la percepción sobre los personajes. El bosque asume el papel tradicional de los cuentos infantiles, un lugar aterrador, lúgubre y oscuro, en el que se esconden personajes terroríficos, los marginados y todo aquello que no tiene cabida en una sociedad perfecta, los personajes de fantasía que habitan en el folklore popular. Es también el lugar en el que se ubica la casa de la bruja. El cine ha sabido, como ningún otro medio de la cultura popular, apropiarse de la figura del bosque para poblar la imaginería de nuestras pesadillas, de los relatos de terror y fantasía, convirtiéndolo en un personaje más dentro del argumento.

We are what we are.

We are what we are.

We are what we are.

We are what we are.

We are what we are.

We are what we are.

Deja un comentario